¿Qué es un juego de rol?

Tano

New member
Juego de rol

Un juego de rol (traducción típica en español del inglés role-playing game, literalmente «juego de interpretación de roles») es un juego en el que, tal como indica su nombre, uno o más jugadores desempeñan un determinado rol, papel o personalidad. Cuando una persona hace el papel de X persona significa que está interpretando el papel de un personaje jugador (término generalmente abreviado con la sigla «PJ»).


Definición

Un juego de rol es un juego interpretativo-narrativo en el que los jugadores asumen el «rol» de personajes imaginarios a lo largo de una historia o trama en la que interpretan sus diálogos y describen sus acciones. No hay un guión a seguir, ya que el desarrollo de la historia queda por completo sujeto a las decisiones de los jugadores. Por esta razón, la imaginación, la narración escrita, la originalidad y el ingenio son primordiales para el adecuado desarrollo. En cierto modo los juegos de rol son la versión adulta de los juegos de fantasía infantiles, como «policías y ladrones», «mamá y papá» o «indios y vaqueros», en los que los niños se imaginan ser un personaje que en realidad no son.


El rol no tiene guión...

En los juegos de rol cada jugador interpreta un personaje ficticio, con una serie de características propias que lo definen. La interpretación del personaje no debe ser tan rigurosa como en una obra de teatro. En el rol no hay guiones por los cuales guiarse. Cada jugador definirá el carácter de su personaje según sus propios criterios y, durante una partida, responderá a las diversas situaciones que le puedan surgir decidiendo en el momento las acciones de este personaje, es decir, improvisando.


Dandole un toque personal...

Otro aspecto que diferencia a los juegos de rol de otros juegos, es que cada jugador interpreta a un personaje único y diferente, con personalidad y características distintas, dependiendo del deseo del jugador a la hora de crear su personaje. Los personajes pueden ser diferentes; unos destacan en habilidades y capacidades físicas, otros en intelectuales o sociales.


Simplicidad...

Al principio es aconsejable que empieces con algo humilde. Hoy en día, la sencillez es un bien escaso, y es oro puro a nivel interpretativo. Crear un personaje desde cero, te da la oportunidad de “vivir” el desarrollo de tu personaje, desde por ejemplo, un humilde inmigrante hasta llegar a ser alguien importante. El futuro de tu personaje es desconocido y ese es el verdadero secreto de la magia del rol. No somos dueños del destino de nuestros personajes. Si lo intentamos, no estaríamos roleando y podríamos de algún modo molestar a los que están roleando por obligarles a rolear lo que queres o que te gustaría que rolearan.


Protagonismo...

Evita el síndrome del protagonismo. Vas a rolear con otras personas. No vas a tener un foco de luz apuntándote, hay más gente roleando. Intenta que la historia que vayas a elegir a tu personaje no estropee el entorno ni a costa de las demás personas. Recorda que rolear es algo social.


Evita que tu personaje sea un mártir

Sabemos que la tragedia forma parte de la vida y los problemas es algo esencial en las historias. Pero las desgracias que le ocurran a tu personaje, deben estar atadas a la psicología que hayas escogido. Si la sobrecargas de tragedias, muy probablemente tu personaje no existiría, porque se habría suicidado. O no estaría viviendo tan fresco como una lechuga. Usa el sentido común sobre como puede llegar a afectarle lo que pueda llegar a pasarle en la historia que decidas crearle. Hay que destacar una cosa, y esto es importante: Tu personaje siente, padece, sufre, ama, odia, llora, le afecta todo lo que pueda pasarle.


Definiendo a tu personaje

Queremos crear a nuestro primer personaje para rolear (interpretar). ¿Qué factores debemos a tener en cuenta?

1.Nombre
El nombre de tu personaje, no es igual a un nick, evita los nombres incoherentes. Debe ser un nombre adecuado al personaje que hayas decidido crear y a ser posible, relacionado con la historia elegida. Para que entiendas la importancia de los nombres, es como si le pusieras el nombre a un hijo tuyo. No le pondrías "Pepito_Perez", o "Elber_Galarga".

2.Descripción del personaje

Físicamente: ¿cómo sería tu personaje? ¿Cómo es su pelo? ¿de qué color son sus ojos? ¿qué fisionomía tiene? ¿su complexión? ¿tiene alguna cicatriz visible? ¿alguna cicatriz que a simple vista no podemos apreciar? ¿algún defecto a tener en cuenta? Tartamudez, un tic, su voz demasiado aguda, si tiene alguna amputación... Hay infinidad de descripciones para un personaje.

Psicología: La personalidad marca a tu personaje, le da forma. Vos podes decidir que tipo de persona queres que sea. Si es tímido, si es un ladrón, si es impulsivo, amable, extrovertido, bueno, malo … sea lo que sea que queres para tu personaje, evita que sean igual que vos. Eso se le llama “avatarizar” o crear un “alter-ego”. Es obvio que nadie es un profesional en crearse un personaje con una personalidad distinta a la tuya, eso es muy difícil.

Pero ¿Por qué evitar que sean IGUAL que vos?

Porque puede afectarte lo que le suceda a tu personaje como algo más personal y dejar que lo que supuestamente es interpretación o juego, deje de serlo, esto puede traer varios problemas. No quiere decir que no puedas tener alguna conexión a tu personaje que te permita interpretarlo cómodamente, Pero recorda que cada personaje ha pasado vivencias distintas, intensas, tienen otras costumbres, otra forma de ver las cosas. como las verías, y la idea es que puedas rolear y meterte en la ambientación de la ciudad.

3.Edad

¿Es importante esto? Sí. Depende de ello las vivencias, juventud y experiencia de la vida de tu pj. Aconsejo, por supuesto, una edad que creas que te será sencillo de interpretar. La mayoría de los personajes (a excepción de unos pocos) rondan la mayoría de edad entre los 18-30 años, eso te permite de algún modo orientarte mejor a qué edad adecuada eligirías.
 
Top